Alcalde Abel Martínez recibe estudio nuevo diseño reconstrucción daños cementerio 30 de marzo


Santiago.-El alcalde Abel Martínez, recibió de la empresa Maccaferri y la Ferretería Hache, el nuevo diseño para la reconstrucción de las áreas afectadas en el cementerio 30 de marzo, a raíz de las continuas lluvias durante el paso del huracán María, que afectó gran parte del territorio nacional.
A pocos días de la ocurrencia del derrumbe de la pared trasera y algunos nichos del camposanto, el acalde Abel Martínez, designó una comisión encabezada por el director de Obras Publicas Municipales, ingeniero Gari Santos, para realizar un levantamiento de los daños que se registraron en dicho cementerio.
Mientras la empresa de ingeniería Macaferri y la Ferretería Hache, se pusieron a la disposición del alcalde Abel Martínez y se ofrecieron para participar del levantamiento de los daños y a realizar un diseño de la nueva estructura en las partes afectadas, de manera gratuita.
El alcalde Abel Martínez, autorizó al director de Obras Publicas Municipales, Gari Santos, a preparar un presupuesto en base al nuevo diseño, el cual será sometido de emergencia y luego se contratará una empresa calificada para iniciar los trabajos de reconstrucción a la mayor brevedad posible.
Los estudios realizados destacan que los problemas existentes en el sistema de drenaje interno del camposanto quedarán resueltos y que las aguas fluirán en lo adelante sin llegar a acumularse y que nunca más vuelva a ocurrir lo que lamentablemente ocurrió en el cementerio principal de la ciudad.
Dicha empresa determinó que lo primero que hay que hacer es estabilizar los suelos, levantar un muro de gaviones y después construir la pared que colapsó en la parte trasera del cementerio.

El informe levantado señaló que la cantidad de agua caída no contaba con un adecuado manejo pluvial de las aguas a lo interno del camposanto y por los años de construcción de esa obra el terreno fue erosionándose hasta que produjo una expansión y no resistió las tantas lluvias.
A raíz de las constantes lluvias caídas por el paso del huracán María, en el cementerio de la calle 30 de marzo, una pared en la parte trasera colapsó, afectando varios nichos, pero no causó daños a las personas que viven en las cercanías.

Relacionadas