EL CAMBIO DEMOCRATICO BAJO AMENAZA

 

La recomposición del panorama político dominicano, luego de las primarias del pasado seis de octubre, plantea importantes reflexiones.
La divicion del Partido de la Liberación Dominicana, PLD en dos frentes conservadores, amerita que la oposición democrática acelere el paso poniendo en marcha un plan que deslinde campo con los bloques conservadores que encabezan Danilo-Gonzalo y Leonel Fernández.
Nadie debe dudar que Leonel Fernández será candidato, que ha ido creciendo a niveles insospechados, y que, ampliará después de las elecciones municipales, cuando muchos de los candidatos perdedores buscarán refugio en la melena del León.
Esto porque, a mi juicio, Leonel mantiene importantes niveles de influencia política en el que era su partido, grupos politicos que se beneficiaron durante su gobierno y apoyo de grupos económicos nacionales y foráneos.
Vistas así las cosas, nadie osaría en negar que el escenario de mayo platea la doble vuelta, por lo que cabe preguntar: Sin un sacudión de la oposición democrática que la haga merecedora de la confianza de los sectores liberales, quién obtendría la privilegiada segunda posición del electorado? Por supuesto que el primer lugar será COMPRADO por el oficialismo.
Resulta pues, imperioso que el PRM, como cabeza de la oposición democrática, convoque a todos los sectores liberales, aglutinados en agrupaciones políticas (reconocidas o no), sociales, personalidades, empresariales y todo el espectro de fajadores por un cambio de rumbo político en beneficio las grandes mayorias en aspectos como los siguiente: relanzar la produccion nacional; cese del endeudamiento público; transformación de la salud pública; reenfoque del modelo educativo; cese de la corrupcion y la impunidad; aumento sustancial del salario de los trabajadores públicos y privados; impulso de una verdadera reforma constitucional por vía de la constituyente; transformación de la Policía Nacional; enfrentamiento del crimen organizado y otras demandas levantadas por los trabajadores y el pueblo.
Lo que propongo es, una proclama, un compromiso formal firmado por el candidato Luis Abinader, frente a todos los sectores a que he hecho referencia.
Dionisio Jerez.

Relacionadas

ÚNETE A LA DISCUSIÓN