Deporte

Eloy Jiménez está “preñado” de entusiasmo y confianza

Los protocolos que se han fijado para la pandemia del coronavirus no encajan exactamente con la extrovertida personalidad del dominicano Eloy Jiménez.

La video conferencia del jardinero de los White Sox el sábado es un buen ejemplo de su gran ánimo, pese a que apenas era el segundo día de Entrenamientos de Verano en el Guaranteed Rate Field.

Jiménez saludó a los medios con el pulgar arriba, una gran sonrisa y una bienvenida a todos. Scott Merkin hace la narración en las páginas de MLB.com.

Jiménez hasta se tomó el tiempo para comentar sobre el bigote que uno de los reporteros se dejó crecer durante la pausa, antes de la pregunta. La personalidad del quisqueyano corre desde la vida de la fiesta hasta el carismático hermano menor — molestando con frecuencia al cubano José Abreu, quien en el 2019 fue el principal blanco de lo bromista que es Jiménez.

El mantenerse a seis pies de distancia o el esconder su sonrisa detrás de una máscara no es parte del repertorio de Jiménez, aunque rápidamente está aprendiendo a acoplarse.

“Es difícil, porque para un pelotero como yo, siempre estoy bromeando”, explicó Jiménez. “Ahora debemos mantener nuestra distancia. Muchas reglas, pero debemos acostumbrarnos hasta que esta pandemia se detenga un poco. Pero es bien difícil”.

“Creo que los seis pies de distancia será por ahora. Más adelante, las cosas estarán mejor”.

Hasta las devastadoras noticias del coronavirus no pueden opacar la brillante energía de Jiménez. El optimismo sobresale como una de las cualidades del quisqueyano y en cuanto a los resultados sobre el terreno para unos Patipálidos que están haciendo la transición de equipo en reconstrucción a contendientes. En ese sentido, su desempeño tiene un mayor nivel de importancia.

Después de acoplarse a la vida en las Mayores no sólo como novato, sino como un cotizado prospecto en el 2019, Jiménez mejoró su promedio de .241 y OPS de .785 antes de la pausa del Juego de Estrellas a.292 y OPS y .870 en 60 partidos de la segunda mitad. Sin embargo, fue en el mes de septiembre que Jiménez despegó.

En 24 partidos y 107 visitas al plato en dicho mes, Jiménez tuvo una línea ofensiva de .340/.383/.710 con nueve jonrones, ocho dobletes, 19 anotadas y 25 remolcadas. Continuó ese buen ritmo a los Entrenamientos de Primavera del 2020 y espera que no se haya frenado tras una pausa de casi cuatro meses.

“Al comienzo del 2019, solamente pensaba en jugar fuerte, hacer esto y lo otro”, declaró Jiménez. “Pero al final, sólo pensé en jugar fuerte y así las cosas saldrán bien. Y si no sucede, habrá otro día. Eso me ayudó bastante; eso me quitó la presión y solamente salí a divertirme”.

Por su parte, el dirigente de la escuadra del Sur de Chicago dijo lo siguiente acerca del guardabosque: “Primero que todo, su talento lo dictará todo. Su mentalidad es la correcta. Vemos que se está moviendo bien. Nos sentimos muy optimistas de que continuará haciendo lo que hemos visto antes”.

La video conferencia del sábado incluyó a Jiménez señalando su deseo de ganar un Guante de Oro a la defensa y ser el mentor del jardinero central cubano Luis Robert, quien es calificado por MLB Pipeline como el prospecto No. 3 en todo el béisbol. También mostró dos pulgares arriba y otra gran sonrisa al preguntársele sobre jugar estos 60 partidos en clima cálido y evitar el severo clima del Medio Oeste estadounidense durante el mes de abril y hasta partes de mayo. Además, agregó que está listo para el béisbol después de una larga ausencia.

“Fue difícil seguir enfocado, pero esto es lo que me encanta hacer”, afirmó Jiménez. “Si jugamos, me siento contento. Me divierto. En casa estaba entrenando un poco, pero ahora tendré bastante tiempo para trabajar y prepararme para jugar. Me siento bien. Estoy contento de regresar a Chicago y contento de estar con mis compañeros”.

Más Populares

Arriba