La suerte está echada

Relacionadas

Brasil autoriza ensayos de la vacuna contra COVID-19 de una empresa china

Brasil, epicentro latinoamericano de la pandemia, aprobó los ensayos de la potencial vacuna contra el coronavirus desarrollada por la empresa china Sinovac y que...

Italia registra 21 muertos con coronavirus y sube la cifra total a 34.854

Italia ha registrado 21 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra total hasta los 34.854 desde que comenzó...

El Reino Unido comunica 67 fallecidos por COVID-19 y 624 nuevas infecciones

- El Reino Unido comunicó este sábado 67 fallecidos en 24 horas, hasta un total de 44.198 desde que comenzó la pandemia, así como...

 

El próximo domingo 5 de julio se llevarán a cabo las elecciones presidenciales y congresionales de República Dominicana, proceso que se vio afectado hasta ser pospuesto luego de estar pautadas para el 17 de mayo, y que fruto del coronavirus ha sido una campaña muy atípica, donde cambiaron los discursos y la forma física de hacer política, jugando un papel fundamental las redes sociales y el asistencialismo de los candidatos.

El Partido de la Liberación Dominicana luego de ser derrotados como organización en las elecciones municipales del 15 de marzo (PRM: 39%-PLD: 33%), vieron como una gran oportunidad utilizar la pandemia como herramienta para esconder las debilidades discursivas de su candidato presidencial y el debilitamiento que venía sufriendo su partido, dando paso a la biopolítica y haciendo que los sectores más populares dependieran de la solidaridad del Estado, pero la estrategia era dejar el gobierno a un lado, y convertir a Gonzalo Castillo en el Estado ayudador.Posterior a esto, utilizar su maquinaria mediática para crear la percepción de un crecimiento abismal de su candidato, y un descrecimiento del candidato del PRM, y es esto estaba teniendo mucho éxito, especialmente luego que hace un mes la encuestadora Mark Penn publicara un empate técnico entre Gonzalo Castillo y Luís Abinader. Pero el lunes 22 de junio la realidad mediática cambió, Gallup le da un 53.7% a Luís Abinader, y un 35.5% a Gonzalo Castillo, acabando con la percepción de segunda vuelta que había creado el PLD, luego el miércoles 24 Greenberg y Mark Penn terminaron de consolidar lo publicado por Gallup siendo esto un golpe mortal.

Pero las encuestas simplemente son un reflejo de la realidad de un momento y no necesariamente una bola de cristal, aunque al ver dichos números nos preguntamos, ¿qué pasó?, porque en medio de una coyuntura tan favorable para el candidato oficialista, Luís Abinader terminó consolidándose aún más, incluso algunos peledeistas y analistas políticos se hacen la misma pregunta.

La respuesta a esta pregunta se debe a varios factores que se intentaron ignorar, pero que al final se han impuesto en la realidad política electoral:

Desvinculación del PLD con la clase media: luego de que el caso ODEBRECH explotara en el 2017 en República Dominicana, la clase media rompió con el Partido de la Liberación Dominicana, dando paso al surgimiento de La Marcha Verde, y a partir de aquí no han logrado conectar con ese sector tan importante, que es quien marca la opinión pública, influyendo sobre los sectores más populares. La forma tan explicita de sustituir el gobierno por el candidato oficialista en medio de la pandemia, en vez de generar simpatías en la clase media, hizo todo lo contrario, echó gasolina a la indignación de este sector.

La falta de liderazgo político de parte del candidato oficialista: Una de las cosas que no logran entender aún algunos de los asesores del PLD, es que fruto de las acciones llevadas a cabo por Gonzalo Castillo en la pandemia, el sentimiento positivo incrementó a favor de este, pero no lograron convertirlo ese en simpatía política, y nos preguntamos, ¿por qué?

Desde el constructivismo estructuralista, el liderazgo es un constructo social que se da entre la relación intersubjetiva entre la sociedad y los individuos. Y a este se le atribuye un conjunto de significados definidos y redefinidos por los agentes sociales, y siendo el liderazgo un constructo social tiene estas características, a partir de esas definiciones van a elegir sus líderes, por lo que, tener un sentimiento positivo hacia alguien en un momento determinado no tiene porqué traducirse en que los individuos vayan a elegir a esa persona para que los guíe, sino que esta debe poseer un conjunto de recursos materiales y simbólicos que le permitirán construir una idea (visión) que estos estén dispuestos a seguir.

Lamentablemente para el PLD, Gonzalo Castillo carece de las herramientas simbólicas fundamentales para construir una idea (visión) que lo presente como la figura que el pueblo necesita y necesitará en medio de una crisis sanitaria y dificultades económicas muy serias. Sus estrategas optaron por la idea de vender un trabajador en vez de un visionario, sin tomar en cuenta la coyuntura social y el hecho de que los hombres y mujeres trabadores se les admira, pero no necesariamente se les sigue, es una facultad propia de los líderes visionarios.

División del PLD: Pese a que se ha intentado minimizar la salida de Leonel del PLD, y que en los últimos meses Gonzalo ha logrado captar un porcentaje significativo de la simpatía del líder de la Fuerza del Pueblo, no se puede negar la realidad de que la división provocó que perdieran las municipales, y estén tan mal posicionados en las presidenciales. Maquiavelo decía; divide y vencerás. Y el propio Jesús dijo; “todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa contra sí mismo cae”, y todo luce indicar que el PLD correría la misma suerte que el PRD de 1986.

Luís Abinader es un adversario que comete pocos errores: Luego que Luís Abinader captó que no debía hacer mucho para subir, sino esperar que el PLD se devorara entre ellos y que el candidato oficialista cometiera errores constantes, este ha sabido administrarse, siempre con discursos prudentes y siendo conservador para preservar el crecimiento constante. Sumado a esto, es un candidato que puede desarrollar cualquier tema, y que luce muy pulido en televisión, radio y las redes.

A esto le podemos sumar lo acontecido en febrero y el intento fallido y tortuoso de modificar la Constitución. En fin, las encuestas Gallup, Greenberg y Mark Penn solamente publicaron el reflejo de un candidato que, pese a manejar una gran cantidad de recursos económicos, políticos y administrativos, no logró revertir la situación político electoral a su favor.

Errores que ha cometido el PLD y su candidato presidencial

En las últimas dos semanas el PLD y su candidato han cometido algunos errores propios de la prisa de una campaña que no ha avanzado como ellos esperaban y un tiempo que cada vez es más corto, algunos de esos errores son:

Gonzalo Castillo publica en un twitt su visita a un brujo, y en una sociedad conservadora cristiana, anti-cultura haitiana eso es imperdonable, figuras importantes de las iglesias se hicieron sentir.

Intentar enfrentar con represalias verbales y legislativa a sectores económicos que hasta unas semanas eran sus aliados, pero que ya están más cerca de quien se vislumbra como ganador.

Hacer amenazas públicas a los simpatizantes de Leonel que son empleados públicos, mientras intentan buscarle el lado.

Intentar crear un discurso de miedo, utilizando el fraude como elemento constructor de forma implícita.

Esto podría conducirles a que en esta última semana se alejen aún más de:
La élite económica.
La élite eclesiástica.
La masa conservadora cristiana.
Los liberales.
Los leonelistas.
La clase media y media baja.
Los jóvenes, especialmente los que tienen un nivel educativo medio o universitario.
El PLD se nota acorralado, y sus acciones parece que se salieron del guion inicial profundizando sus dificultados en ciertos sectores, y alejándose de otros que lo han acompañado por 16 años seguidos.

Salida del presidente Danilo Medina
El pasado jueves el presidente Medina salió a las calles en apoyo a su candidatos presidencial y congresionales, en un intento de subir la moral de su militancia a una semana de las elecciones, fuera de elevar la moral de los peledeistas, dicha salida no causaría otro impacto directo significativo, aunque pienso que logró el cometido.

¿Quién ganará las elecciones?
Según la media de Gallup, Greenberg y Mark Penn; Luís Abinader tiene un 52.2%, Gonzalo Castillo 33.2% y Leonel Fernández 10.7%. Cuando observamos el comportamiento de las élites del país nos damos cuenta que dieron un giro parecido al que plantea Maquiavelo cuando
estos huelen hacia dónde va el poder, aparte de eso la percepción que existe es que Luís Abinader ganará las elecciones, la pregunta debería ser si en primera vuelta, y esto va a depender de la asistencia electoral y el trabajo de movilización que puedan hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Ultimas Noticias

Brasil autoriza ensayos de la vacuna contra COVID-19 de una empresa china

Brasil, epicentro latinoamericano de la pandemia, aprobó los ensayos de la potencial vacuna contra el coronavirus desarrollada por la empresa china Sinovac y que...

Italia registra 21 muertos con coronavirus y sube la cifra total a 34.854

Italia ha registrado 21 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra total hasta los 34.854 desde que comenzó...

El Reino Unido comunica 67 fallecidos por COVID-19 y 624 nuevas infecciones

- El Reino Unido comunicó este sábado 67 fallecidos en 24 horas, hasta un total de 44.198 desde que comenzó la pandemia, así como...