Motívate a Seguir

Fortalecer la Automotivación

Por: Yenifer Gil, M.A.

“Que donde estés hoy te inspire y te fortalezca para llegar a donde quieres estar mañana”

En un mundo extremadamente cambiante y en el que los principales titulares de los periódicos nacionales e internacionales están basados en noticias negativas, tales como: muertes violentas, guerras, suicidios, corrupción, hambre, alta tasa de desempleo, inflación, crisis, etc. es difícil mantenerse motivado, positivo y con deseos de permanecer firmes en los proyectos personales, profesionales y sociales, pues el entorno tiende a influir bastante en el estado de ánimo de las personas y por tanto en sus decisiones,  desempeño y productividad.

Ante todas esas preocupaciones y realidades del día a día, surge este artículo, el cual busca fortalecer ese concepto de lo que llamamos Automotivación, convencida de que ella nos mantendrá de pie en esos difíciles momentos por lo que todas las personas tendemos pasar, nos permitirá continuar con nuestros sueños e ideales más allá de que las circunstancias se tornen en contra, la que guiará y mantendrá esa esperanza y determinación de seguir buscando y creyendo aún cuando otros o la propia realidad insistan en desmotivarnos y en decirnos que no podemos.

Para quien escribe, automotivación no es más que tener esos mecanismos que nos permitan protegernos y auto defendernos de esos detractores que nos impiden mantener la calma, mantener la fe viva, mantener una visión clara y optimista de la vida, es ese motor que nos hace levantarnos cada mañana en busca de lo que anhelamos o con la firmeza de enfrentar lo que venga con la mejor de las actitudes, es entender que siempre, después de la tormenta llegará la calma, que todo lo que emprendamos requiere de un proceso y que es esa fuerza intrínseca la que nos permitirá salir airosos de cada desafío personal, familiar, laboral o social que se nos presente o que asumamos por voluntad propia.

Invito a mis lectores a fortalecer esa automotivación de la que les hablo, pues estoy convencida que será de gran ayuda para superar las bajas, las caídas, los desaciertos, los comentarios y pensamientos negativos, las decepciones, los desacuerdos, las crisis, incluso la pereza que muchas veces no nos permite avanzar hacia el lugar que queremos. He tenido como lema siempre: “Si del cielo te caen limones, aprende a ser limonadas”, pero que las hagas dependerá únicamente de ti y de las energías que tengas para luchar contra eso que en este momento te atormenta, eso que hace tiempo has querido empezar o dejar y no has podido.

Así que ánimo, recuerda que nadie más que , puede impulsarte a ser lo que quieres ser, a subir ese otro escalón y a no seguir estancada/o esperando que las cosas mejoren o cambien por sí solas. Lucha, persiste, mantén el entusiasmo, no desmayes, llénate de valor, sueña, mantente firme, pues Dios siempre conspira en favor de aquellos que trabajan por lo que desean, además sentirás una gratificación inmensa por ti mismo/a que te dará posiblemente el mismo deseo para dar ese paso y continuar demostrándote que ¡Tú Puedes!

Más Populares

Arriba