Harry Styles en Bogotá: entre lágrimas, euforia y hasta desmayos

Relacionadas

BOGOTÁ.- El cantante y compositor británico Harry Styles convirtió este domingo a Bogotá en un mar de emociones en el que sus fans dieron rienda suelta a sus sentimientos en el esperado concierto en el que hubo lágrimas, gritos y hasta desmayos.

El fervor de la cita arrancó con la telonera jamaiquina Koffee, una cantante, compositora, rapera, DJ y guitarrista de reggae que comenzó su vida en la música en el coro de una iglesia adventista en donde aprendió a cantar.

Ella, que toca guitarra desde los 12 años y más adelante compuso “Legend” inspirada en la vida del campeón olímpico y mundial de atletismo Usain Bolt, ganó en 2019 un premio Grammy al mejor álbum reggae convirtiéndose en la persona más joven y la única mujer en conseguirlo.

DESCARGA MUSICAL

Enseguida llegó el ex “directioner”, quien subió a la tarima desde donde saludó a su fans que entraron en una especie de trance. Al fin, la espera de ver y de tener cerca a la estrella se comenzó a hacer realidad.

Guitarra en mano y en medio de cerrados aplausos el artista deleitó con temas como “Daydreaming”, canción de su más reciente álbum Harry’s House, por el cual está nominado a los Grammy.

Luego vinieron éxitos como “Watermelon Sugar High”, “Golden” y “Adore You”, que fueron coreadas por el público. En el repertorio continuó “Treat People With Kindness”, que habla de apoyarse unos con otros, aceptar diferencias y unirse para vivir en un mundo mejor.

“Esto ha sido increíble, increíble”, dijo a EFE Sandra Díaz, mientras se secaba las lágrimas que le produjo la emoción de “ver a Harry en Colombia”.

Apenas pasada la medianoche del sábado los seguidores del cantante y actor comenzaron a agolparse en los alrededores del Coliseo Live, en donde el artista finalmente se presentó tras un primer intento que fue truncado por la pandemia del coronavirus pero que hoy se hizo realidad.

Antes el concierto se iba a realizar en el Parque Salitre Mágico pero las fallas de logística que denunciaron miles de asistentes al concierto Dua Lipa en septiembre llevó a la organización del espectáculo a trasladar el espectáculo a este centro de eventos periférico.

FIN A LA LARGA ESPERA

Salvada la talanquera del lugar, María del Pilar Bolaños esperó 19 horas para ver a “Harry”, como le dicen sus seguidoras. Mientras llegó la hora de disfrutar de la música consumió varias botellas de agua, emparedados y dulces.

“Compré la boleta desde enero y creo que valió la pena”, dijo a Efe Bolaños que vive en la caribeña Cartagena de Indias y llegó a la fría y lluviosa Bogotá en un vuelo comercial.

Carolina Sandoval, que pertenece a un grupo que sigue cada paso de Styles a través de las redes sociales y los medios de comunicación, también esperó largas horas.

“El cambio de escenario sirvió mucho porque se tuvo una mejor experiencia. En El Salitre hubo mucho desorden y acá hay mejor acústica”, dijo emocionada minutos antes de comenzar el concierto en el que esperaba escuchar “Fine Line”.

A ella, lo que más le atrae del cantante y compositor es “su forma de ser porque irradia amabilidad y transmite mucho amor”.

Ultimas Noticias