Destacadas

Un nuevo análisis de sangre permite detectar el alzhéimer con una precisión sin precedentes

Los resultados de nuevas investigaciones aumentan las posibilidades de que pronto pueda haber una forma simple y confiable de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer. Varios estudios demostraron que un análisis de sangre experimental que mide una proteína que daña al cerebro fue capaz de distinguir a las personas con la enfermedad de las que no la padecían con una precisión de entre el 89 y 98 %.

“Eso es bastante bueno. Nunca hemos visto tanta precisión” en trabajos anteriores, indicó Maria Carrillo, directora científica de la Asociación de Alzheimer, citada por la agencia AP. Los hallazgos fueron discutidos en en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer este martes y parte de sus conclusiones fueron publicadas en el Journal of the American Medical Association.

Actualmente, la enfermedad, que afecta a más de 5 millones de personas solo en EE.UU., se diagnostica a través de pruebas de memoria y habilidades de pensamiento, mientras que los métodos más confiables, como pruebas de líquido cefalorraquídeo y escáneres cerebrales, son invasivas o costosas. Por lo tanto, los investigadores están buscando una manera de detectar la condición con un simple análisis de sangre.

El año pasado, los científicos anunciaron resultados alentadores de los análisis de sangre experimentales que miden versiones anormales de amiloide, una de las dos proteínas que se acumulan y dañan al cerebro de los pacientes con alzhéimer. Ahora, los nuevos estudios se centran en otro tipo de proteína, tau, y revelan que una forma llamada p-tau217 es un indicador todavía más confiable.

Oskar Hansson, de la Universidad de Lund en Suecia, lideró un estudio de la prueba experimental en más de 1.400 personas en Suecia, EE.UU. y Colombia, y esta logró aventajar a otros métodos para detectar qué pacientes tenían la enfermedad según lo verificado por escáneres cerebrales.

Además, el estudio de Colombia incluyó a personas con un gen raro responsable de que desarrollen alzhéimer a una edad temprana, en torno a los 40 años. En estos pacientes, los niveles de p-tau217 en la sangre comenzaron a aumentar unos 20 años antes de la aparición de los síntomas.

En la conferencia, otros dos grupos de investigación también reportaron evidencias de la eficacia de la prueba experimental. Científicos de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.) descubrieron que este método ayudó a distinguir a los individuos con alzhéimer de aquellos que padecían otra enfermedad neurológica con un 96% de precisión en un estudio de 617 personas. Por su parte, científicos de la Universidad de Washington en San Luis (estado de Misuri) también descubrieron que la nueva prueba funciona mejor que otros indicadores para revelar qué pacientes tenían placas en el cerebro, el sello distintivo de la enfermedad.

“Los datos parecen muy alentadores. [La nueva prueba] parece ser aún más sensible y más confiable” que los métodos anteriores, pero debe probarse en poblaciones más grandes y más diversas, explicó Eliezer Masliah, jefe de neurociencia del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE.UU. Si se confirman los beneficios de este método de diagnóstico, los científicos esperan que una prueba comercial esté lista para un amplio uso en unos dos años.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

Arriba