La fehaciente realidad de cifras del Banco Central

Relacionadas

República Dominicana ha contado con el aporte de empresas de inversión extranjera que han creído en el plan sin retorno de crecimiento y desarrollo del país.

Nuestro padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, quien con dignidad y devoción inspiró a tantos en el mundo dijo que “Nada en la vida se da de forma espontánea” y cuánto sentido tiene esta frase porque, a pesar de los tiempos retadores que vive el mundo, con orgullo y satisfacción podemos exhibir y celebrar cifras y números que avalan que República Dominicana es un gran destino de inversión extranjera, acción por la que desde el gobierno hemos trabajado bajo la visión de excelencia del presidente Luis Abinader.

Y esto no es un evento aislado que escapa a la realidad que felizmente vive el país y que no decimos nosotros, sino que es resaltado por figuras e instituciones de gran valía a nivel internacional al afirmar que República Dominicana está de moda.

Lo dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su informe sobre Consulta del Artículo IV de 2022 y el Banco Mundial, quienes proyectan que el país crecerá 5 % en este 2022.

Y es que resulta imposible que la mezquindad y las voces agoreras, que anteponen sus intereses por encima de los de la patria, pretendan tergiversar la verdad y busquen apagar la fuerza de todo lo bueno del país, que se alza como referente de avance, de desarrollo y de crecimiento en la región.

No en vano hablamos de números y buenas noticias, y esto, ¿por qué sucede?

Sucede por el clima propicio que avala la confianza que exhiben los inversionistas a través de procesos transparentes, eficientes e inclusivos que garantizan el progreso colectivo de toda nuestra nación entendiendo que el dinero no va donde hay riesgos o problemas porque simplemente se ausenta; sucede por exhibir cualidades positivas como la estabilidad macroeconómica y política; sucede por la seguridad jurídica que garantiza el gobierno; sucede por el acceso comercial privilegiado a diversos mercados gracias a su posición geográfica, a una infraestructura de clase mundial, con un circuito vial que conecta a todas las regiones del país y que perfila a la nación como un importante centro logístico; y sucede por el desarrollo en la diversificación de los sectores económicos y las políticas para el fomento de la inversión.

No es casual que la Organización de Estados Americanos invitara recientemente al presidente Luis Abinader para contar a sus embajadores del milagro que acompañó al país en el proceso de recuperación económica.

Pero este milagro ha sido producto del esfuerzo, unión y voluntad de toda su gente y el trabajo sin descanso de comerciantes, micro, pequeños y medianos empresarios, industriales, emprendedores y los sectores productivos, quienes junto al gobierno y el liderazgo del presidente Luis Abinader, han entendido que República Dominicana es ejemplo de resiliencia, transformación y crecimiento.

Nos esforzamos para que hoy nuestro país sea el destino confiable de las inversiones; el lugar idóneo para germinar nuevos proyectos y el espacio donde se escriben oportunidades para los dominicanos y dominicanas y también para el mundo.

El afamado escritor argentino Andrés Oppenheimer, reseñó en agosto en su columna del Miami Herald, las oportunidades de que empresas multinacionales trasladen sus plantas de fabricación de China a América Latina para protegerse de posibles situaciones de exportación, destacando a República Dominicana, país miembro junto a Costa Rica y Panamá de la “Alianza para el Desarrollo en Democracia”, ADD, como una de las pocas naciones de la región que se promocionan como alternativas.

El senador americano Tim Kaine valoró el buen clima para las inversiones que exhiben países de la región agrupados en la ADD.

En el período enero – junio 2022, las exportaciones ascendieron a US$4,527.9 millones, experimentando un crecimiento interanual de un 12.2% respecto al mismo período del año 2021 y una participación de 61.9 % del total de las exportaciones del país. Al cierre de este año, se proyectan más de 8 mil millones de dólares en exportaciones. De ser así, un nuevo récord histórico.

República Dominicana recibió para el periodo enero-junio US$1,870.9 millones de dólares en flujo de inversión extranjera directa, catapultándonos como primer destino de inversión del Caribe y el segundo en Centroamérica, proyectando para el año 2022, conforme a cifras del Banco Central, por encima de US$3,500 millones de dólares.

Juan Pablo Duarte lo decía: blancos, morenos, cobrizos, cruzados, marchando serenos, unidos y osados, trabajando por la patria porque es responsabilidad de todos construir una sociedad de igualdad y oportunidades.

Muchos cierran sus ojos ante la innegable verdad que muestra al país como nación de acciones, números y cifras positivas porque no hay peor ciego que aquel que no quiere ver, pero como decía el evangelista San Mateo, nos toca aprender a vivir entre el trigo y la cizaña ya que, por encima de la maldad, la tierra buena siempre producirá frutos al ciento por uno.

Les tocará ver cómo sigue creciendo nuestra economía, cómo sigue desarrollándose el país, cómo aumenta el número de empleos, cómo rompemos récord con las exportaciones, con los aportes de zonas francas y las industrias y cómo ven admirados los ojos del mundo la gracia especial con la que cuenta nuestra República Dominicana.

Por Ito Bisonó

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas Noticias